21 de diciembre de 2011

Llegó la lluvia

Se hizo esperar pero al fin llegó, nada mejor me podría haber pasado que esta tormenta... Si ya se probablemente exagero un poco, pero sentir los truenos, el ruido del agua golpeando el asfalto y ese olor a humedad me hacen sentir libre, en paz... La lluvia me tranquiliza y la venia esperando hace unos días, ojalá sirva para que refresque un poco y mañana siga igual pero por ahora me conformo con disfrutar este rato.
A  la mayoría de la gente le gusta el verano y lo días de sol pero yo no entiendo, debe ser porque me encantan el invierno y la lluvia. Esas tardes tomando mates y viendo caer gota a gota por el balcón o la ventana, salir a la calle, oler que llovió, sentir esas pequeñas gotitas cayendo sobre la piel... En fin, en los días de lluvia simplemente soy feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario