21 de junio de 2012




Se que cometí muchos errores, negarlo sería engañarme a mi misma. Todavía no soy lo suficientemente madura como para tener todo en orden, para afrontar tranquilamente las consecuencias, mi problema son mis pensamientos.Sin embargo no espero cambiar esa parte de mi, no soy perfecta ni quiero serlo. Mira vos que ironía, termino con una guerra en la cabeza que ni se como estalló. De equivocarse nadie queda exento, nadie tiene un 10 en vivir y yo no voy a ser la excepción. Las personas que creen tener todo en orden son las que mas equivocadas están. Y si algo me quedó de estos deslices es que posiblemente los peores errores de nuestra vida son los que no cometemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario