8 de junio de 2012

Siento que voy en contra del mundo. No es que sea tan voluntario como puede parecer pero ya lo tengo bien asumido, por más que intente evitarlo hago las cosas a revés de lo estándar, lo "normal". 
Normal... odio esa palabra ¿Qué es normal? ¿Quién es normal?  
Suelen decirme que soy rara, que voy en contra de la corriente, que lo hago por capricho o rebeldía. Si supieran lo que significa para mi ser por momentos tan distinta nunca nombrarían ninguna de las causas anteriores. Tengo ideales definidos y muchísimas dudas, me gusta mi forma de ser y me odio a la vez.
Más allá de mis problemas de autoestima soy demasiado frontal y no puedo fingir ser algo que no soy así que se muy bien que cuando la gente me conoce poco es muy probable que les caiga mal. 

1 comentario:

  1. ¿Quién puede juzgarte? ¿Quién se atreve a señalarte sin antes haberse señalado? Y esto se puede traducir en: Antes de querer juzgarme, que tu vida sea un ejemplo a seguir. Yo también odio esa palabra, me parece muy subjetiva.

    Vos no sos 'normal', vos sos 'vos', y eso es lo que realmente importa. Let it be algunas cosas, take it easy otras y viví la vida a tu manera. El que te quiere, bien, y el que no, también. Los que realmente te quieren son los que se preocupan por vos y los que no tienen problema en demostrarse tal como son con vos, así como, de igual manera, te aceptan tal como vos sos.

    ResponderEliminar