30 de septiembre de 2013

 
Voy por la vida buscando cosas que me hagan sentir viva. 

Muchas veces siento que vivo por inercia, por el solo hecho de estar respirando, siguiendo un camino en linea recta a una velocidad que no me deja admirar el paisaje. 
Siento que la rutina me roba días, que el mundo solo gira y gira y mientras tanto desperdicio tiempo si darme cuenta. Que los segundo se van volando, los meses no tardan tanto y el calendario cambia cada vez más rápido de año.

Me busco a mi misma, trato de descubrirme, entenderme y entender lo que me rodea. 

Me encuentro en un mundo lleno de injusticias y tristezas, heridas y maltratos. En un mundo donde no es tan fácil hacer las cosas bien, donde hay demasiado por mejorar. 

Quiero ser más que otra lápida olvidada en un triste cementerio de por ahí, más que una lágrima en la cara de alguien que me quería, una misa en mi memoria o una foto en el living. 

Quiero quedar en hechos, dejar acciones, cambios, recuerdos que valga la pena recordar. 

Quiero ayudar a otras personas y dejarles parte de mi vida en la suyas. 

Me siento diminuta en algo enorme, perdida entre la gente, una más de millones. Sin saber para donde ir ni como hacer sigo buscando...

No hay comentarios:

Publicar un comentario