11 de febrero de 2014

Me debía a mi misma un balance de un dosmiltrece que terminó con todos los honores llevándose consigo un gran año.
Hasta el momento no había parado a pensar en todo lo que viví y me pareció necesario darle un cierre definitivo para empezar a escribir el dosmilcatorce en una hoja en blanco. 

Si me baso en lo que esperaba yo de mi cuarto año de secundaria era monotonía y aburrimiento, supuse que a nivel escolar no iba a ser un gran desafío ya que se tiene como grandes quiebres a primer y tercer año y segundo me había sido rápido y fácil.
En verdad no fue difícil para nada, si bien siempre hay cosas que hacer (de las que poder quejarse) durante la época de clases tampoco fue la gran locura… una que otra prueba y un par de tareas dieron por aprobado todo muy cómodamente. Sin embargo no fue, ni aburrido ni monótono.

Desde su inicio en enero seguí con el gimnasio al que ya iba hacía unos cuantos meses, pagué de mis ahorros un club porque con todas mis amigas nos habíamos puesto de acuerdo para hacerlo y esa fue una de las cosas que más me decepcionó, ya que esperaba mucho más de un lugar tan lindo y creo que no supimos aprovecharlo bien.

Una vez que empezó el año, mitad por ganas y mitad por hacerle el aguante a una amiga, empecé voley dejando a todos mis conocidos con la boca abierta. Sí, ni soy buena en los deportes ni me llevo bien con el voley peeeero ahí estaba intentándolo, y ya lo había tomado como desafío personal así que tenía decidido seguir hasta el final contra todos los pronósticos. Eso sí, volví loco a más de uno con mis crisis antes de las clases, no es que sea por naturaleza una nena caprichosa pero cuando no tengo ganas de hacer algo que tengo que hacer igual no me aguanto ni yo y ni hablar de las veces que orne(mi amiga) no iba y tenia que decidir si ir sola o quedarme en mi casa. En estas situaciones agradezco mi auto exigencia y mi fuerza de voluntad porque no solo superé cada duda y con el tiempo dejé de torturar gente sino que también hice voley hasta la última clase y orne ya casi ni aparecía. Éste fue uno de mis grandes logros, aunque pueda parecer tonto, en mi vida  significó una gran superación a nivel personal teniendo en cuenta que el único deporte que hasta entonces había hecho era nada menos individualista que natación y mis dotes sociales son bastante limitadas.

Por otro lado el seguir el gimnasio siendo la única actividad que hice por más de un año seguido fue otro logro (sí, hice natación pero en invierno no iba porque tenía frío) y desde hacía un tiempo me había propuesto comer bien para acompañar esto de intentar hacer algo por mi propia humanidad así que valió doble porque todavía sigo con ambos hábitos. De la misma forma que con voley pero más oficial, porque mi amiga dejo definitivamente, fui sola y me sentí muy bien.

A la par de esto gané independencia, volvía a mi casa para dormir, bañarme y comer (a veces estudiaba) y así fui pasando el año (estaba como para aburrirme). Una vez a la semana iba a la casa de mi tío y merendaba con él y con mi primita. Ah! Mi primita!
Otro gran acontecimiento que tuvo este lindo año fue el nacimiento de Ana Clara, la hija de mi prima hermana, que nos tiene a todos completamente embobados.

Por otro lado los viajes jugaron un papel fundamental. 
Empecé en Abril con un viaje que para mi fue soñado. Resulta que desde que tengo uso de razón yo le pedía a mi papá que me llevara a conocer las Cataratas de Iguazú. Siendo sincera no tengo idea de donde salió esta necesidad de ir pero era más que insistente en lo referido al tema. La cuestión es que se nos dio la oportunidad de organizarlo y fueron unos de los días más lindos de mi vida. La experiencia de ir sola con mi papá me encantó, somos los dos muy parecidos en cuestiones que hacen que 4 días de convivencia full time no nos fueran ningún problema, disfrutamos desde el primer instante en el colectivo, las 27hs de ida a base de mates y emoción y la vuelta esperando llegar a casa. El lugar es impresionante, y no puedo todavía, después del tiempo que pasó, encontrar palabras suficientes para describir la sensación de verse en medio de tan magnifica obra natural, es un sobre estímulo a los sentidos donde los colores, olores y sonidos se encargan de dar un espectáculo digno de observar.

Unos cuantos meses después, en las vacaciones de invierno, viajamos con dos de mis mejores amigas y los papás de una de ellas al norte. Salta, Tucumán y Jujuy me dejaron completamente enamorada. Cada lugar con sus paisajes y colores, formas y caminos son a su manera distintos y bellísimos. Por suerte en uno de los lugares tuvimos la posibilidad de hospedarnos en la casa de un conocido en un pueblito chico de Jujuy y gracias a este mismo conocido juntarnos a comer un guiso impresionante con gente de distintos lugares así como también un asado en la casa de un muy buen artesano y pintor local, lo que para mi valió oro porque amo aprender y observar sobre otras culturas y estilos de vida.

Así después de un año movidito llegamos a hablar de mis logros en el colegio que no por ser últimos me tienen menos contenta. Como dije un poco al pasar soy muy auto exigente y el colegio, si bien no me vuelvo loca y le dedico poco tiempo, es una de mis mayores prioridades. No tolero notas bajas (lo que en mi caso seria menos de nueve) y se manejar mis tiempos lo que me permite dejar las cosas para último momento. Tarde o temprano me encargué de ocuparme y poder tener las notas que quería para estar conforme y todo termino de completarse satisfactoriamente cuando me dijeron que era abanderada de la bandera argentina teniendo el mejor promedio de cuarto año. Y algo igual de importante, que había salido elegida mejor compañera.

Con todo esto termino un año en el que crecí muchísimo como persona, siento que pude aprender de cada situación y aprovechar todas las oportunidades.

El balance es más que positivo y sé que de este lindo año quedan en mí muchas cosas grabadas a fuego.  

Este año que ya empezó viene anunciado cambios y finales, cierres, decisiones importantes que tomar y mucho por crecer y disfrutar. Lo voy a dar por empezado en marzo pero mientras lo espero con miedo y ansiedad. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario