21 de febrero de 2016


03/1916 - 03/2015

Ella es como esos libros que llegan profundo y dejan ganas de hacer que otros los lean, esos libros que se agarran siendo alguien y te cambian en el proceso, que llegan más allá de donde va cualquier historia pero son tan personales y únicas las experiencias que no podes compartirlas con casi nadie.

Ella era un viaje a otro mundo, un manojo de enseñanzas.

Ella se fue, dejando atrás una hermosa historia para quienes la leyeron, pero, como en cada libro de esos, dejó la nostalgia de haberse terminado y el vacío que genera no encontrarlo en la mesita de luz para en algún momento del día echar un vistazo a las hojas con entusiasmo.  

Hoy, ella es lo que dió y esa sonrisa que sale sin pedir permiso cuando la recuerdo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario