6 de abril de 2016



04/1937 - 04/2016

Y de repente la rutina cotidiana se interrumpe.

Hoy era día de cumpleaños en la familia. Ella llegaba a sus 79 años, tendría que haber llegado.

Como guión digno de un Poe o  Lovercraft cualquiera este día se desarrolló de la peor forma posible.

Hoy era su cumpleaños.

El pasado que usé ya dos veces escribiendo da las primeras pistas.

ERA su cumpleaños.

Todos esperaban que así sea menos ella, que, solo esperaba a ser encontrada. En realidad, ya no estaba.

Y el cumpleaños se llevó a cabo en la sala velatoria. Y los regalos se quedaron sin destinartario. Y los sandwichitos que había pedido llegaron en mal momento. Y la torta se quedó sin velitas que soplar.

Y de repente ella ya no estaba. Anoche se sentía mal, fue al baño y no volvió.

Y nunca cumplió 79.

Y su cumpleaños ya no fue su cumpleaños.

Se fue a encontrarse con el, que la esparaba ansioso para que lo rete y pelee. 
Se fue a verlo después de tanto extrañar. 
Se fue lejos del dolor. 
Se fue inesperadamente.
Se fue dejandonos un "que los cumplas feliz" atragantado y muchas preguntas sin respuesta. 

Se fue y solo queda de mi parte pensar en un adiós lleno de recuerdos como humilde homenaje al hecho de haberla conocido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario